Inicio Dinero y Economía Una persona que ha ganado 200 millones en un mes. Y nadie...

Una persona que ha ganado 200 millones en un mes. Y nadie sabe quién es.

55
0
Compartir

Un hombre, una mujer, un anciano jubilado, un ‘millennial’ ávido por emprender o un grupo inversor experimentado. Nadie conoce la identidad del administrador de una cuenta de Ethereum, una de las monedas virtuales que más tirón está teniendo últimamente, que ha convertido 55 millones de dólares en 283 millones en poco más de un mes. Unas ganancias que ascienden a prácticamente 200 millones de euros e intrigan al mundo financiero. Está en boca de todos.
La única pista que se conoce sobre esta persona o personas, más allá del código de identificación de su billetera virtual (0x00A651D43B6e209F5Ada45A35F92EFC0De3A5184), apareció en una publicación de Instagram escrita en indonesio el 11 de junio, en la que el desconocido se jactaba de sus ganancias acumuladas del 413% este año a través de Ethereum, plataforma virtual que sin hacer mucho ruido, y solo tres años después de que fuese creada por el programador ruso Vitaliz Buterin, amenaza con desbancar al todopoderoso Bitcoin. Incluso algunos gobiernos (como el ruso) la usan de manera oficial.
“Recibo muchos mensajes privados que me preguntan cuánto ether (la moneda de la plataforma) tengo”, muestra el mensaje. “Una de las cosas geniales de Ethereum es que todas las billeteras del mundo son transparentes y están abiertas para que todos las vean. Y estos son mis ahorros”.
“Bruscas fluctuaciones de precios”
Las identidades ocultas son una característica común del oscuro mundo del dinero virtual. Ethereum, al igual que Bitcoin, tiene dificultades para superar una reputación lastrada por ciberataques y demás delitos. Al respecto, ‘Bloomberg’ señala que aunque el secretismo persista eso no significa que el desconocido millonario esté haciendo algo ilegal, como fue el caso Ross Ulbricht, alias Dread Pirate Roberts, que usaba bitcoins para blanquear dinero y traficar con narcóticos. “Pero la opacidad podría estar agravando las bruscas fluctuaciones de precios”, matiza.
En concreto, el ether ha pasado de valer 8,06 dólares el primer día del año a tener una cotización de 395,04 y en el momento en el que se escriben estas líneas va por los 164,12. La caída que atraviesa la cotización se puede deber en gran parte a un rumor malintencionado acerca de la presunta muerte de su fundador, transmitida a través de foros anónimos. En medio del caos, el propio Buterin acudió a Twitter y publicó una foto suya con datos relacionados con las operaciones más recientes de la criptodivisa para desmentir su deceso.

No obstante, a lo largo de los años se ha puesto de manifiesto la alta volatilidad de las criptomonedas, tanto de bitcoin como de ether, algunos reguladores han pedido que se vincule la identificación de las billeteras a seres humanos reales. No obstante, hay que reconocer que el anonimato es uno de los principales atractivos de este mundo virtual.
“La credibilidad de las monedas virtuales no mejorará si se las utiliza para fines criminales. En este contexto, el anonimato será más un obstáculo que un activo”, señala un proyecto de ley elaborado por el Parlamento Europeo este marzo con el fin de acabar con dicha falta de transparencia. De momento, ante el escaso marco legal de los países frente a las criptomonedas, las autoridades tan solo levantas las cejas frente a las grandes transferencias y ganancias de dinero.
Uno de los casos más paradigmáticos ha sido el de Erik Finman (de este sí se conoce su identidad), un chico que con tan solo 12 años invirtió los 1.000 dólares que le regaló su abuela en bitcoins y que ahora, con 18, ha multiplicado ese dinero hasta los 1,1 millones. Aunque joven, se ha convertido en un empresario exitoso e influyente, conocido por sus críticas al sistema educativo estadounidense.

Dejar un comentario

Sé el primero en comentar!

Notify of
avatar